EL AYUNTAMIENTO DE BILBAO APOYA EL PLAN DE RESPUESTA INMEDIATA QUE UNRWA LLEVA A CABO EN SIRIA CON 30.020 EUROS

La contribución del Ayuntamiento de Bilbao se centrará en la mejora de las condiciones higiénicas de la población desplazada en Siria. Actualmente 6.5 millones de personas son desplazadas internas en el país, y un total de 13.5 millones de personas necesita asistencia humanitaria de diversos tipos.

Millones de personas dentro de Siria permanecen desplazadas dentro del país, huyendo de los enfrentamientos, en unas condiciones de gran vulnerabilidad. Exponiéndose al hacinamiento, a la escasez de recursos, a la falta de acceso al agua potable y en unas condiciones de higiene y saneamiento, empeoradas debido al conflicto.

 

El caso de la población refugiada de Palestina en Siria es especialmente difícil, puesto que sus condiciones eran ya de mayor vulnerabilidad que el resto de las personas del país antes del conflicto. De los 560.000 refugiados de Palestina que vivían en Siria, en la actualidad quedan 480.000 tras casi seis años de guerra, de los que la práctica totalidad dependen de la asistencia humanitaria de UNRWA.

 

Por ello, contribuciones como la del Ayuntamiento de Bilbao son esenciales para mejorar las condiciones de vida de estas personas. Gracias a la aportación de 30.020 euros por parte del Ayuntamiento de Bilbao, se prevé la realización de diversos trabajos de reparación y mejora de las instalaciones en dos campos de refugiados y en un centro de formación que actualmente sirve de refugio a familias desplazadas internas, además de la adquisición de dos camiones para recogida de basuras. De esta manera se permite que la población refugiada lleve una vida digna y con la mayor normalidad posible, factores esenciales para crear mecanismos de resiliencia.