Con las refugiadas y los refugiados de Palestina

LA POBLACIÓN REFUGIADA DE PALESTINA EN LÍBANO TOCA FONDO

Twitter
Facebook
WhatsApp

En el Líbano, los refugiados y refugiadas de Palestina han tocado fondo, llegando a un punto sin retorno. La pobreza, el desempleo y la desesperación están disparadas en el país, lo que afecta gravemente a personas refugiadas libanesas, sirias y palestinas. Esto se produce en medio de una de las peores crisis económicas de la historia reciente de Líbano, agravada por la explosión del puerto de Beirut, el COVID-19, la mala gobernanza y un colapso casi total del funcionamiento de los servicios básicos.  

Los refugiados y refugiadas palestinas, que viven en campamentos superpoblados, son históricamente una de las comunidades más pobres del país. Según el último informe de monitoreo de crisis de UNRWA sobre la situación socioeconómica de la población refugiada de Palestina en Líbano, el 93% de todos ellos viven en la pobreza. Si bien en UNRWA hemos estado brindando apoyo con asistencia en efectivo y otros servicios básicos, nuestra ayuda es una gota en un océano de desesperación. 

Unos 210.000 refugiados y refugiadas de Palestina (180.000 de Líbano y 30.000 provenientes de Siria) viven en 12 campamentos y también fuera de ellos en condiciones de hacinamiento. Son históricamente uno de los grupos más pobres del país. Las últimas encuestas muestran que más del 90% viven en la pobreza. Esta fotografía muestra una calle del campamento de Beddawi.  © 2022 UNRWA_Foto de Maysoun Mustafa. 

La población refugiada de Palestina compra para cubrir sus necesidades básicas en la popular calle Abo Alfoz, en el campamento de Beddawi, al norte de Líbano. Este año, el precio de la cesta de alimentos se ha multiplicado por seis, uno de los incrementos más altos del mundo. En comparación con el año pasado, el precio del agua, combustible, electricidad, gas, transporte y atención médica ahora es de 3 a 5 veces mayor. © 2022 UNRWA_Foto de Maysoun Mustafa.

La pobreza, las tasas de paro y la desesperación se han disparado. UNRWA proporciona asistencia en efectivo para ayudar. En 2021, por ejemplo, UNRWA apoyó a 61.709 personas refugiadas de Palestina con pagos anuales de 200 dólares por persona. El hombre de la foto recibió su dinero en la sucursal de LibanPost en el área de Mazraah. © 2021 UNRWA_Foto de Maysoun Mustafa

Los refugiados y refugiadas de Palestina en Líbano se enfrentan a los altos costes de los productos básicos. UNRWA proporciona asistencia en efectivo. Unos 162.000 refugiados y refugiadas han recibido pagos de 50 dólares por persona en lo que va de 2022. Una de las formas para recibir los fondos es a través de una transferencia desde una tienda BoB Finance, como la de la foto en el campamento de Beddawi. © 2020 UNRWA_Foto de Maysoun Mustafa.

El niño de la foto está recibiendo la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola en la escuela de UNRWA de al-Tantura en Tiro. Forma parte de una campaña de vacunación organizada por el Ministerio de Salud libanés en colaboración con la OMS y UNICEF. El año pasado, UNRWA registró 550.000 visitas de pacientes en sus 27 centros de salud. Sin embargo, muchos medicamentos no están disponibles ni sus costes son asumibles por parte de los pacientes. © 2020 UNRWA_Foto por Abeer Nouf.

En Líbano, UNRWA proporciona educación básica gratuita a más de 39.000 estudiantes en 65 escuelas primarias y secundarias. En la imagen, las niñas están disfrutando de las actividades en la escuela Kawkab de UNRWA en Líbano, en el campamento de Beddawi. © 2019 UNRWA_Foto de Maysoun Mustafa.

Los niños de la foto están participando en actividades en sus primeros días de vuelta al cole en la escuela de UNRWA de Lydda en Trípoli. Lamentablemente, la mayoría de los padres ya no pueden pagar el transporte escolar debido al vertiginoso aumento del coste del combustible. © OOPS_Foto de Maysoun Mustafa.

La pobreza y el desempleo azota a una población que tiene prohibido ejercer 39 profesiones. Muchos refugiados y refugiadas de Palestina en Líbano luchan por encontrar empleo para poder sobrevivir. El 94% compra “sobras” de los mercados y un 60% ha reducido el número de comidas. ©2022 UNRWA Foto de Maysoun Mustafa.


Marzouq es un refugiado palestino de 37 años que vive en Líbano. Está casado, tiene tres hijos y reside en el campamento de Beddawi. Se gana la vida en la chatarra pero el volumen de trabajo se ha reducido en un 90% debido a la crisis. Su familia recibe el apoyo del programa de seguridad social de UNRWA que apoya a más de 60.000 personas. ©2022 Foto de UNRWA por Maysoun Mustafa.