Bizkaia apoya a las mujeres refugiadas de Palestina

La Diputación de Bizkaia ha apoyado en los últimos años a las mujeres refugiadas de Palestina en Gaza a través del trabajo humanitario y de desarrollo que realiza UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina. En 2009 y 2010 ambas instituciones firmaron dos acuerdos de colaboración para financiar sendos proyectos en la franja de Gaza por un valor total de 333.400 euros.

 

Prevención de la violencia de género

 

Más de un tercio de las mujeres que viven en la franja de Gaza están expuestas al abuso físico en sus hogares. Estas cifras ponen de manifiesto un problema creciente en Gaza, especialmente porque una de las causas del aumento de la violencia de género es la situación de la economía local y el aumento de la pobreza derivados del bloqueo israelí, que ha suspendido las importaciones y reducido los trabajos. Por ello, los habitantes de Gaza tienen que sobrevivir cada vez con menos recursos -los salarios son más bajos y viven hacinados en las casas- y esto tiene efectos sobre las familias y, como consecuencia, sobre las mujeres. Para hacer frente a esta situación, UNRWA ha tomado medidas para garantizar la seguridad de las mujeres refugiadas de Palestina que residen en la Franja a través de la educación y el apoyo a mujeres, hombres y familias.


El proyecto "Prevención de la violencia de género en el ámbito doméstico en la franja de Gaza, a través de la formación y la educación", que la Diputación cofinanció con 164.400 euros, se llevó a cabo entre enero de 2010 y marzo de 2011 (14 meses de duración). El objetivo de este proyecto ha sido la prevención de la violencia de género mediante la educación no formal. Para ello, UNRWA ha colaborado con varias organizaciones locales con amplia experiencia en materia de genero que han organizado varios grupos de discusión y talleres dirigidos tanto a la población refugiada (mujeres adultas y adolescentes, hombres y familias), como a los profesionales de UNRWA, al personal sanitario de los centros de atención primaria y a los trabajadores de las organizaciones locales en Gaza.


Con los grupos de discusión se ha tratado de sensibilizar a la población beneficiara acerca de la problemática de la violencia de género, sus causas y su prevención. Por su parte, los talleres dirigidos a profesionales de la salud perseguían concienciarles sobre las diferentes manifestaciones de la violencia de género en el contexto de las clínicas y hospitales, facilitándoles herramientas para identificar, documentar, gestionar y derivar estos casos a especialistas en la materia. Asimismo, han tratado de promocionar el enfoque de género en la cultura institucional de UNRWA y de reforzar la formación en género del personal de las organizaciones locales socias de la Iniciativa de Genero de UNRWA en Gaza.


Educación para las mujeres

 

Por otro lado, el proyecto de "Creación y mejora de unidades de apoyo educativo para adolescentes y mujeres palestinas en la franja de Gaza", al que la Diputación contribuyó con 169.000 euros, se realizó entre septiembre de 2010 y marzo de 2012 (18 meses de duración). En este caso, el objetivo del proyecto ha sido mejorar y apoyar la continuidad de la educación de más de 3.000 mujeres adolescentes y adultas, y que ganaran experiencia en el ámbito laboral. Para ello, UNRWA ha colaborado con organizaciones locales para crear y mejorar unidades de apoyo educativo en la franja de Gaza.


El programa formativo ha incluido tres componentes principales:

 

  • La impartición de clases en grupo de árabe, ingles, matemáticas e informática, entre otras; sesiones informativas dirigidas a padres, madres y familiares para favorecer un mayor seguimiento, entendimiento y apoyo a la educación de las mas jóvenes; y actividades educativas y de ocio dentro del programa de los campamentos de verano (clases de teatro, arte, primeros auxilios, poesía, ingles, expresión escrita, etc.)

 

  • La orientación profesional a las alumnas: se han enseñado técnicas de estudio, se ha ofrecido orientación profesional tanto en grupo como en sesiones individuales, y se han organizado reuniones entre profesores/as y padres y madres para un seguimiento personalizado de los estudios de sus hijas.

 

  • La realización de prácticas profesionales por estudiantes de entre 16 y 18 años en empresas u organizaciones de una variedad de sectores. La selección se ha basado en los perfiles académicos de las alumnas.


En el contexto de ocupación, bloqueo y crisis humanitaria que se vive en la Franja, las oportunidades de empleo para la juventud, especialmente las mujeres jóvenes, son muy escasas. Ellas se enfrentan a importantes barreras sociales que las convierten en un grupo poblacional más vulnerable y las condenan a sufrir en mayor medida el desempleo. Por ello, la contribución de la Diputación de Bikaia ha supuesto un paso importante en favor de dos derechos fundamentales: el derecho a una educación accesible y equitativa, y el derecho al empleo.


{myFlickr}feed=photoset, photoset_id=72157630525312914, displaymode=gallery, gallerytype=colorbox, thumbsize=t, imagestyle=grayglow, imagesize=m,perpage=8,columns=0{/myFlickr}